"Audioguía" 

Al escanear el código Qr, es esta la página que aparece. Y en ella se podrá oír la descripción en el idioma seleccionado. 

La Tabla de San Roque

tablasanroquePresentación de la Tabla de San Roque de Hernando de Esturmio
El alcalde de Sevilla saluda al arzobispo de Sevilla Juan José Asenjo en presencia de Santiago León, representante de la Maestranza, durante su visita a la exposición sobre la restauración del cuadro de San Roque.
La propuesta de la restauración de la tabla de San Roque de Hernando de Esturmio, que estaba insertada en uno de los muros de la Iglesia del Convento de Santa Clara, no obedece a una actuación puntual. Desde que llegamos al Gobierno de Sevilla tuvimos clara conciencia de que era prioritaria la atención a la conservación de nuestro patrimonio, no solo el propio, sino también el de los bienes culturales de la Iglesia. No se trata de una concienciación personal, es también una convicción de todo mi equipo de gobierno y, prueba de ello, ha sido la voluntad que hemos demostrado al impulsar la restauración de la Iglesia de Santa Catalina. En este caso en concreto, dicha actuación estaba incluida en el proyecto “Patrimonium Hispalense”, que tiene como finalidad estudiar, conservar, restaurar y difundir bienes de propiedad municipal o vinculados a edificios municipales.
Por ello, en paralelo a la labor que hemos impulsado restaurando partes del Convento de Santa Clara, como el refectorio alto que se está acometiendo en estos momentos, nos sentimos especialmente felices de haber acometido también la restauración de uno de los bienes muebles más singulares y que, por razones de conservación, necesitaba una urgente intervención.
Creo que hemos llegado a tiempo, los estudios diagnósticos de los técnicos del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) eran bastante elocuentes al comprobar el grado de deterioro del soporte, las pérdidas de capa pictórica, los repintes antiguos y, sobre todo, la humedad y los daños causados por agua, que habían terminado por destruir partes de la tabla. El proceso de restauración ha sido modélico y basta comprobar cómo la encontramos cuando se hallaba en la Casa Sacerdotal de Santa Clara, justo aquí al lado, y el resultado final, gracias al tesón de los técnicos y restauradores que han intervenido en ella y a la política que ha impulsado la Delegada de Cultura y su equipo.
Por esta razón quiero expresar mi gratitud al Teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería, Don Javier Benjumea, por su sensibilidad y generosidad, al haber contribuido junto al Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) en la restauración de la obra, y al personal del IAPH, que ha dedicado casi un año de trabajo para su restauración.
Hemos llevado a cabo una labor necesaria, que se suma a la que ya emprendimos con la restauración del tríptico del Maestro de la Mendicidad del Ayuntamiento, en un decidido plan de actuación sobre tablas del siglo XVI emprendido desde la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla.
En este caso devolvemos a la comunidad científica y al público en general una obra poco conocida de nuestro Renacimiento que es testimonio del esplendor de la pintura devocional y de paisaje, pues una de las más sorprendentes consecuencias es haber recuperado partes de ella que estaban ocultas o que era imposible percibir, como la naturaleza y la vegetación que se descubren junto al San Roque.
Todo ello no hubiera sido posible sin el celo y amor por el patrimonio que demuestran día a día los profesionales que consideran que la unión entre las instituciones y la suma de esfuerzos solo tienen un único resultado: el beneficio público. Por todo ello bienvenida sea esta nueva aportación, que enriquecerá notablemente el patrimonio hispalense recuperado.
Y hablando de recuperación, también los visitantes que acudan durante este mes al convento de Santa Clara para ver la tabla de San Roque podrán acceder a las zonas que hemos rehabilitado y acondicionado para poder visitar la Torre de don Fadrique. Una ocasión única para que el ciudadano tome los espacios culturales y los haga suyos. Así demostramos el compromiso que siempre he tenido presente de dotar todos los esfuerzos necesarios para devolver al Convento de Santa Clara el esplendor y el protagonismo que siempre tuvo, pasando de ser espacio de culto a espacio de cultura, ya reconocido por todos los sevillanos gracias a los esfuerzos que diariamente se hacen desde la Delegación de Cultura situándolo en el panorama nacional de las exposiciones de referencia.